¿Por qué comenzar una terapia conmigo?
Comenzar un proceso terapéutico es un acto de valentía. Yo me ofrezco a acompañarte
en ese proceso, guiándote con mis conocimientos y experiencia, pero siempre
adaptándome a tus ritmos y necesidades. De lo que se trata es de que, al final de la terapia,
te conozcas mejor y hayas aprendido algunas técnicas que puedan ayudarte en momentos
de dificultad.

¿Cómo son las sesiones?
Si acordamos vernos de manera presencial las sesiones tendrán lugar en la consulta,
ubicada en el centro de Bilbao. En el caso de las sesiones online, se realizan a través de
la plataforma Zoom. Esta última modalidad es igual de eficaz que la presencial y tiene la
ventaja de evitarte el desplazamiento.
En ambos casos la duración de las sesiones es de 50 minutos en el caso de las terapias
individuales y 90 en el caso de las familiares.

¿Comenzamos?
Si te has decidido a comenzar una terapia conmigo, necesitaré recoger algunos datos
básicos sobre ti.

Has de saber que, si eres menor de 18 años, necesitaré contar con el
consentimiento de tus responsables (madres, padres o tutores legales) y que estén
presentes en la primera sesión.

Si eres mayor de edad, concertaremos una primera cita en
la que te pediré que rellenes un consentimiento informado (en el que aparecen las
condiciones de las sesiones, así como la protección de tus datos personales) y
exploraremos conjuntamente qué te trae a verme.

Esta primera entrevista suele llevarnos alrededor de una hora y cuarto, aunque la tarifa es
la misma que para el resto de sesiones.